Reflexión desde el Balcón

Mmmm… Ya se hicieron las primeras cosechas de las tres tomateras restantes. En todo lo que llevo con mi primera vez como cultivadora he vislumbrado algunas cosas respecto a los tomates que me gustaría compartir. Y es que, veo que Picarona, la chica esa del balcón y muchos más hablan de plagas pero aún no he escrito mucho del tema.

Pulgones…

Pues bien, las semana pasada una tomatera recibió una inesperada visita: pulgones. De un día para otro tenía huéspedes no queridos en varias hojas suyas. Realmente no busqué en internet pero, si los removí manualmente. Un alivio porque aún habiendo todavía unos cuantos los removí con mis bellas manos para evitar el pensamiento de usar insecticida, y ahí fue mi solución, el estar un poco más de tiempo con los tomates revisando minuciosamente cada una de sus hojas por ambos lados y enviando a mejor vida cada uno de esos insectillos.

Dejo aquí una foto del flickr donde se encuentran los pulgones pues no me puse lista y olvidé tomar fotos. Estos insectillos ilustrados son similares a los que llegaron pero no son la misma clase. Espero con estos se puedan dar una idea de cómo eran, sólo el color en verde, diminutos. Usualmente las hormigas son un aviso pues digamos que los pulgones son las vacas que ellas arrean.

 

Foto por karla Kishinami, usuaria de flickr.

 

Falta de calcio…

En seguida, días después detecté un fruto con una mancha finísima y casi imperceptible de un color oscuro en la parte inferior. Justamente a principios del mes pasado le había recomendado a una persona que adoptó una planta greenbe darle más nutriente a su planta pues empezaba a tener deficiencias de calcio. Y así como el suyo, este mostró los síntomas de deficiencia con la pérdida de dos frutos al enegrecerse de la parte inferior. Los removí. Y le doy unos shots de nutrientes que seguramente ayudarán a equilibrar sus necesidades. He aquí la foto de un fruto removido, recuerda, si hay uno así, tiene falta de calcio:

 

Lamentablemente, este ejemplar enorme de tomate cereza fue dado de baja debido a su resultado.

 

Por fortuna, los cultivos hidropónicos difícilmente pasan estas situaciones, sin embargo, no están exentas de ellas, así que más vale prevenir haciendo una buena solución nutritiva. O en el caso de la horticultura, un buen suelo rico en materia orgánica y abono beneficiará bastante a estos deliciosos tomates.

En fin, una reflexión desde el balcón y todo bajo control. Saludos!

 

También te puede interesar:
Diario de una batalla
Pulgones en el macetohuerto
Anuncios
Comments
One Response to “Reflexión desde el Balcón”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Fertilizantes, enraizadores e insecticidas orgánicos

    Foto por celesteh usuario de flickr

A %d blogueros les gusta esto: